Conseguir un envejecimiento saludable es la misión de la doctora Adria León García, especialista del Área de Geriatría del Hospital HLA Universitario Moncloa con más de 15 años de experiencia en este campo. Además del tratamiento de la enfermedad, busca prevenir la discapacidad y promover la salud integral de sus pacientes. 

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 2022 se superará el 20% de población mayor de 65 años, casi 9.5 M de personas. Este dato ha crecido en la última década, en 2012 eran el 17,36%. Doctora, ¿qué lectura tiene este dato desde su especialidad? 

“España está entre los países más longevos del mundo tanto hombres como mujeres, ya que la esperanza de vida en los últimos años no presenta diferencias destacadas por sexo, como sucedía hace algunas décadas cuando la mujer lideraba la pirámide en las edades más avanzadas. En cualquier caso, debemos diferenciar esperanza y calidad de vida, ya que no necesariamente van de la mano”. 

¿Qué hacéis desde el área de Geriatría del HLA Moncloa para conseguir que esperanza y calidad de vida evolucionen conjuntamente? 

“Cuando recibimos una persona mayor en nuestra consulta realizamos una valoración geriátrica integral y transversal. El objetivo es identificar cuáles son sus problemas físicos, mentales, funcionales y sociales, con la finalidad de hacer un abordaje global de su caso, diseñando un tratamiento personalizado y con el seguimiento adecuado”.  

A las edades de sus pacientes, será habitual que ya presenten algunas otras patologías previas y tendrán otros especialistas de referencia ¿cómo trabajáis en estos casos? 

“Efectivamente, muchos adultos mayores transitan por las consultas de oncología, hematología, cardiología o cirugía general entre otros. Por esto, es tan importante la valoración geriátrica del paciente. Debemos diseñarle un plan de tratamiento que le permita mejorar su situación en relación con su pronóstico y el tratamiento que sigue. De esto va la geriatría transversal, que pretende adaptar las especialidades a las necesidades de la persona mayor, desde un enfoque multidisciplinar.  

Este enfoque se vuelve especialmente importante en los casos de pacientes mayores y frágiles. Le ofrecemos información pronóstica, les ayudamos en la toma de decisiones y en la aplicación de los tratamientos necesarios.  

De un tiempo a esta parte han surgido nuevas subespecialidades, específicamente adaptadas a las necesidades de este colectivo, como la ortogeriatría, cardiogeriatría, oncogeriatría, hematogeriatría, psicogeriatría, entre otras”.   

Por su vitalidad y estilo de vida, los adultos mayores de hoy en día no se parecen demasiado a lo que eran sus propios padres o abuelos ¿tenéis en cuenta estas expectativas de vida en la consulta? 

“Sin duda. A través de la geriatría integral buscamos desterrar las antiguas creencias sobre el envejecimiento. Nuestros esfuerzos se centran en conseguir y acompañar a los pacientes para que puedan desarrollar todo el tiempo posible su potencial de bienestar físico, mental y social, así como participar activamente de su entorno, de acuerdo con sus deseos y capacidades, que serán diferentes y particulares en cada uno de ellos. »  

Nuestra especialidad atiende a hombres y mujeres a partir de 65 años que puedan verse afectados por patologías crónicas o derivadas de algún tipo de invalidez física, psíquica o social. Con ellos, buscamos fundamentalmente alcanzar su máximo bienestar funcional, por lo que, además del tratar la enfermedad trabajamos la prevención del deterioro de sus capacidades y le enseñamos a conseguir su mejor estado de salud para que el envejecimiento, que no puede evitarse, sea lo más saludable posible.   

Haciendo nuestra valoración geriátrica integral, podemos priorizar los problemas, individualizar las necesidades de cada uno y diagnosticarlos precozmente, lo que nos permitirá prolongar su estado de bienestar global.  

Puedes conocer más sobre la doctora y su especialidad médica en su web: https://geriatriamadrid.com/ 

También te puede gustar: